TRADUCCIÓN SOCIAL: SIN PERDER LOS PAPELES - Migralingua TRADUCCIÓN SOCIAL: SIN PERDER LOS PAPELES - Migralingua

TRADUCCIÓN SOCIAL: SIN PERDER LOS PAPELES

Destino España

En este post vamos a abordar una nueva disciplina en el campo de la traducción: la traducción social. Qué es, para qué sirve, quién la realiza, etc.

La llegada a un nuevo país trae consigo una serie de procesos burocráticos de los que dependerá que esas personas extranjeras puedan establecerse allí o no. Al igual que un adolescente que se encuentra por primera vez gestionando «cosas de adultos», una persona extranjera tampoco sabe qué decir exactamente ante las autoridades pertinentes.

Según establece la normativa básica sobre documentos públicos extranjeros en España, la Administración General del Estado tiene la obligación de traducir al español todos los documentos que esta tramite. Es aquí donde interviene la traducción social y, en especial, los traductores jurados, a quienes se les encomienda la veracidad del documento.

Aun con ello, en multitud de ocasiones la primera toma de contacto que estos grupos tienen con la sociedad es por medio de ONG. Estas entidades sin ánimo de lucro pero con forma jurídica (Piñar 2005) son las principales proveedoras de la traducción social.

Interceden en esos temas legales y gestionan la presencia de traductores que se encargan de la documentación y procuran que se cumplan así, los procedimientos administrativos. Hacen llegar los documentos oficiales a los inmigrantes, pero a su vez, también facilitan a la administración aquellos que confirman la procedencia, unidad familiar, etc. de estas personas.

Traducción social – traducción de valientes

Si atendemos a lo arriba mencionado, la traducción social es una de las asignaturas pendientes del gobierno español en cuestiones de mediación intercultural, puesto que «le ha pillado el toro»: así pues, no ha creído necesario movilizarse para profesionalizar los servicios de traducción en el ámbito de los servicios públicos hasta que no se ha visto desbordado.

Es cierto que la creación de programas como el SETI (Servicios de Traducción e Interpretación) parece arrojar cierta esperanza en lo que a normalización de la traducción social se refiere. Si es de carácter oficial, la gente comienza a tomárselo más en serio.

Las ONG pueden actuar como intermediarios de la traducción social que contacten con traductores que contratados en agencias o a nivel individual para intervenir en escuelas, ayuntamientos o la propia Policía. Al mismo tiempo, suelen optar por crear una sección en la que los traductores se den de alta (como voluntarios generalmente) y colaboren con ellos con regularidad y agilizar el proceso de intervención.

Aun con toda su buena fe, los traductores que se involucran se encuentran con una serie de dificultades a priori ya superadas en otros ámbitos especializados.

Por lo general, no existe una temática concreta; hablamos de la traducción social como una rama interdisciplinar que alberga todo tipo de documentos y por consiguiente, terminología. Ni que decir tiene que, por supuesto se trabaja tanto en directa como en inversa, ya que el punto medio entre institución y extranjero es el traductor social.

De una parte, se incluirían todos los textos jurídicos referentes a lo que exige la ley vigente en España[i]: requisitos para conseguir residencia en el país o la condición de refugiado, registro y seguimiento de la situación de personas inmigrantes, integración en el mundo laboral…

En otros servicios de primera necesidad como la atención sanitaria, (prescripción de medicamentos, consentimientos de familiares) o la educación, la traducción social también es indispensable, sobre todo si nos paramos a pensar en la supervisión en casos de menores de edad (en multitud de ocasiones en riesgo de exclusión).

Por otro lado y tal como Carmen Valero establece, en la traducción social encontramos otros textos menos especializados, pero no por ello menos importantes. En concreto, se trata de aquellos documentos (semi)oficiales, guías de servicios y folletos informativos (Valero Garcés, 2002), sobre todo publicados por las ONG, donde los dialectos se hacen notar.

Siempre hay que tener en cuenta que no se escribe como se habla: la lengua con la que se redactan los impresos oficiales se aleja bastante de la realidad lingüística de la comunidad extranjera. En la traducción social, las variedades diatópicas ponen a prueba la implicación de un gobierno:

¿Se atiende a la demanda real? ¿Se puede llegar a la población con un idioma que para ella resulta lejano (y en ocasiones incomprensible por las diferencias internas del idioma)?

Es frecuente que para cubrir un idioma minoritario se recurra a los traductores ad hoc, que conocen la lengua y pueden defenderse. A corto plazo una solución barata que por el contrario sale cara a la larga: la calidad y seriedad de la traducción social se ve seriamente afectada y por ende, la legalidad de estas personas.

La diversidad y finalidad de los textos exige una documentación exhaustiva. Sería lógico pensar en consultar textos paralelos, glosarios y demás herramientas: sin embargo, los problemas comienzan a aparecer cuando tras varias horas de búsqueda, el traductor se da cuenta de que apenas hay repositorios, no abundan los estudios de traducción social ni tampoco hay interés por abordar el tema en cuestión.

Si trasladamos el debate fuera de las fronteras españolas, podemos comprobar cómo hay países que sí se toman la inmigración como un auténtico «asunto de estado»: Australia, EEUU, Reino Unido o Canadá han visibilizado de manera más incisiva el papel de la traducción social y son ejemplo a seguir por toda la información que ponen a disposición del ciudadano.

Manos a la obra

Es muy fácil comenzar a colaborar en la traducción social ya que nunca sobran voluntarios. Multitud de proyectos, muchos de ellos ya encabezados por traductores profesionales, ofrecen no solo la posibilidad de ayudar para evitar que los derechos de estas «minorías[ii]» caigan en saco roto, sino también de poder formarse como traductores/intérpretes desde una perspectiva inclusiva.

Un ejemplo es el Grupo FITISPos: Formación e Investigación en Traducción e Interpretación en los Servicios Públicos que la Universidad de Alcalá de Henares ha sacado adelante.

Por suerte y a pesar del desconocimiento que existe con respecto a la traducción social, una buena manera de indagar en la experiencia de trabajar como traductor voluntario, muchas ONG comparten la labor lingüística y de mediación que estos profesionales realizan para hacer posible la inserción social, generalmente con la publicación de sus palabras en la web.

En muchos blogs y páginas de traducción lo consideran una buena manera de iniciar el camino profesional como traductor, pero lo cierto es que la traducción social requiere también de experiencia y polivalencia para conseguir el mejor de los resultados. Al fin y al cabo, se trata de asuntos serios y en los que se compromete la estabilidad de miles de familias en un país nuevo.

En la traducción social importa el antes y el después: en multitud de ocasiones supone un proceso de reconstrucción del pasado de las personas inmigrantes para poder entender su situación, pero también es la clave de acceso, el código para desencriptar y hacer posible el acercamiento comunicativo entre inmigrantes e instituciones.

La traducción social es fundamental para que las personas extranjeras puedan empezar una nueva vida.

 

  • Enlaces de interés:

Portal de inmigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (2013): Legalización y traducción de documentos para la tramitación de procedimientos en materia de extranjería e inmigración. Recuperado el 29 de octubre de:

http://extranjeros.empleo.gob.es/es/InformacionInteres/InformacionProcedimientos/Ciudadanosnocomunitarios/hoja098/index.html#Documentos

Red COMUNICA: http://red-comunica.blogspot.com.es/

Web de la APTIJ (Asociación Profesional de Traductores e Intérpretes Jurados): http://aptij.es/index.php?l=es&s=n&c=28

Web de ECOS (Traductores e Intérpretes por la solidaridad): https://ecosteis.wordpress.com/

Web de la RITAP (Red de Intérpretes y Traductores de la Administración Pública): http://www.ritap.es/

  • Páginas web extranjeras:

Web del Dpto. de Inmigración y ciudadanía de Australia: http://www.immi.gov.au/

Web del Gobierno de Nueva Gales del Sur para mediación multicultural en sanidad: http://www.mhcs.health.nsw.gov.au

Web de los servicios de ciudadanía e inmigración de EEUU: https://www.uscis.gov/es

  • Documento de interés:

Sobre la creación de herramientas y fuentes documentales para la traducción social: Valero, Garcés, C (2008): Traducción y producción de materiales en lenguas minoritarias como herramienta de integración. En IV Congreso Internacional sobre el español, Toledo, Universidad de JCCM, 7-10 mayo 2008, (pp. 103-117).

Presentación en PPT de Anna Gil-Bardají (grupo MIRAS): http://grupsderecerca.uab.cat/miras/sites/grupsderecerca.uab.cat.miras/files/3.ppt

  • Referencias bibliográficas:

Cánovas, M. (2014): Traductores sin fronteras. El trujamán. ISSN: 1885-5806. Recuperado de: https://cvc.cervantes.es/trujaman/anteriores/diciembre_14/10122014.htm

Fernández Fernández, J. (2010) Traducir para un modelo universal de protección a la infancia: el caso de aldeas infantiles1. En IV Congreso Internacional ESLETRA (2010), pp. 359-380. ESLETRA.

Instrucción DGI/SGRJ/06/2008, sobre aportación de documentos públicos extranjeros para la tramitación de procedimientos en materia de extranjería e inmigración del 26 de septiembre de 2008. Recuperado de http://extranjeros.empleo.gob.es/es/normativa/nacional/instrucciones_sgie/documentos/2008/DGI-SGRJ-06-2008.pdf

Ley 30/92, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Boletín Oficial del Estado, núm. 285, de 27 de noviembre de 1992, p. 20. https://www.boe.es/buscar/pdf/1992/BOE-A-1992-26318-consolidado.pdf

Valero Garcés, C. (2009): En Moreno, F.: Inmigración y servicios de traducción en España. Lengua y migración, nº 1: 2, pp. 57-72 ISSN: 1889-5425. Universidad de Alcalá. Recuperado de: https://dspace.uah.es/dspace/handle/10017/10807

Valero, Garcés, C (2008): Traducción y producción de materiales en lenguas minoritarias como herramienta de integración. En IV Congreso Internacional sobre el español, Toledo, Universidad de JCCM, 7-10 mayo 2008, (pp. 103-117).

Bibliografía:

Garrido, R. et al. (2012): Libro Blanco de la traducción y la interpretación institucional.

Murial Valencia, S. (2016): El papel de la traducción en una ONG: el caso de la organización no gubernamental para el desarrollo (ONGD) Cives Mundi (trabajo fin de grado). Recuperado de: http://uvadoc.uva.es/handle/10324/23330

 

[i]Portal de Inmigración, normativa nacional relativa al régimen de asilo: http://extranjeros.empleo.gob.es/es/normativa/nacional/asilo/index.html.

De los derechos y libertades de extranjeros en España:

Ley Orgánica 4/2000, de 11 de enero, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social.

[ii] En un país como España, las cifras de inmigrantes que llegaron supera las 112 000 personas según datos facilitados por el INE. Recuperado de la nota de prensa a comienzos de 201: http://www.ine.es/prensa/cp_2017_p.pdf

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *